¿ Quien nos liberará del mundo político corrupto que nos embarga? . Cualquier conversación político-popular se inicia con los que se robaron sin tener un solo destinatario (Menem o Cavallo, o elija el de su gusto), transformándose en general. Y a su vez generadores de esta crisis. Acabar con los corruptos sería una solución a toda nuestras desgracias ¿ No sé voto masivamente a la Alianza para culminar con tal corrupción? Parece que ha fracasado en su intento... se buscan nuevos actores dispuestos a tal misión. Aunque no fue mi intención, tenemos a Soledad Silveira como futura congresista del ARI. Su protagonismo con los/sus valientes del Gran Hermano da por descontado el éxito en su misión...
Parecería que se ha encontrado un nuevo salvador y sorprendentemente femenino: la señora Elisa Carrió, como adalid de la lucha contra el Estado mafioso. Admirada por muchos colegas por su valentía y con un consenso bastante aceptable en la ciudadanía, producto de su amplio recorrido mediático que ha dejado sus frutos. Personalmente dado mi desconocimiento de sus capacidades comprobables, solo su discurso - razonable si puede demostrar como pretende sus acusaciones-  no podría juzgarla adecuadamente. Pero ella misma, en un fresco reportaje, alude a “dime con quien andas y te diré quien eres”( al cual adhiero). Parafraseando no puedo omitir “el pez por su boca muere” en estricta correlación con la designación de esa buena actriz que es Solita y estimo persona  de bien, pero punto. Personalmente, difícilmente pueda dejar pasar por alto un detalle de tal naturaleza , que como muestra nos indica la factibilidad de otros errores futuros (que siempre paga la gente). Además de remitirnos a las aciagas y recientes (no más de un año)  experiencias precedentes en generar dirigentes mediáticos que una vez en el ejercicio real de sus obligaciones, decaen... Sumémosle a quien tenía hasta hace poco como ídolo, Alfonsín, hoy devaluado para la misma, para mí hace cartón extra lleno. Poco importa mi opinión pero no puedo evitar juzgar en forma indirecta por los ídolos expuestos. “Dime a quien admiras y te diré quien eres”...
Pero además de las inesquivables  influencias mediáticas, lo realmente preocupante es que en una encuesta recientemente publicada, que tomémosla como cierta, además de ser la de mayor imagen positiva, un 54 % - de quienes la prefirieron- aludía que consideraba que tenia capacidad de mando. Firmeza y convicción no son sinónimos de conducción, para una persona que no tiene antecedentes ejecutivos ( alguno dirá Radical). Ese fantasma en el ropero que guardan los radicales, que lamentable empieza a pulular cuando asumen algún poder ejecutivo y actualmente se lo han prestado a los Frepasistas, dando muestras de que es cierta tal carencia ejecutiva. Lógicamente tal critica  deviene de los ejecutivos justicialistas. El actual presidente que hace honor a tal presunción, tuvo una buena perfomance en la intendencia porteña. El vice era un dirigente justicialista. Tener capacidad directiva y llevarnos al desmadre que nos llevaron no es un buen antecedente para ocupar algún cargo.  Más que a las etiquetas, tal capacidad de mando estimo esta estrictamente vinculado a las capacidades personales. Difícilmente quien las tiene desde su joven adultez pueda omitir desarrollarlas en el transcurso de su profesión.  Quien a una edad determinada, ya en su adultez plena, no desarrolla tales capacidades, al tener que cumplimentarlas, tendrá escasas posibilidades de éxito. La profesión liberal de abogado, en general, no es la más apta para el desarrollo de las funciones ejecutivas dada la idiosincrasia burocrática de su medio y quienes tienen tales virtudes buscan otros medios más aptos para desplegarlas. Los boinas blancas están muy asociados a tal carrera, de ahí la aparente asociación de su falta de mando.
No debemos simplificar que con tener capacidad ejecutiva es sinónimo de actuación adecuada del poder, con nombrar empresarios exitosos tendríamos resuelto el problema dirigencial nativo. Las funestas experiencias de estos en el accionar político, nos confirma tal presunción. Aludir a las capacidades ejecutivas que debe poseer un dirigente político idóneo excede esta nota, pero indudablemente entre ellas debe incluirse la de dirección instrumental adecuada como uno de los requisitos comprobables- no declamados- imprescindibles en su valoración para ocupar un cargo publico de naturaleza ejecutiva. Requisito escaso en nuestra dirigencia política... los hechos lo avalan.
La conciencia colectiva se construye trascendiendo lo racional. Incide en mayor grado el factor emocional, vía expectativas, generalmente frustradas. No se puede construir un concepto cuando falta la información adecuada o se percibe que esta siendo bastardeada por intereses de sector o particulares, ingresando en el descreimiento colectivo 
¿ Quien le puede cuestionar a la ciudadanía en general que este quiebre nacional no es producto del saqueo político de su dirigencia y afines? Esto avalado por muchos medios que “viven” de las frustradas expectativas sociales, éstas harto justificadas; aquellos me reservo el derecho a la duda: oportunismo, intereses, limitaciones intelectuales... La angustia no es la mejor consejera para discernir con mayor objetividad las causas de nuestras desgracias. En general, los humanos, ante cualquier conflicto que nos involucra y afecta, necesitamos recurrir a terceros para así vislumbrar una salida a nuestras insatisfacciones (profesional o quien haga de...). Resulta obvio que no se puede recurrir a los justamente inculpados para una lectura social válida. Restarían los intelectuales. Pero este es un país en crisis constantes, que termina fagocitando cualquier discurso por más brillante que este construido. Pensemos en Favaloro que resigno su vida por sus objetivos, ya que en vida sentía que no era correspondido. Quienes son calificados como pensadores y habitan nuestro suelo deben comprender que ya es hora de operar comprometiéndose con la angustiante realidad que nos toca vivir cada día. Tal compromiso implica un sinceramiento despojándose de sus preconceptos, seguramente autocuestionados por esta realidad tan dura, no solo nativa sino planetaria, que supera cualquier previsión. Aportar sus conocimientos en aras de un objetivo trascendente. Ni actitudes heroicas ni manifestaciones improductivas de otrora, ni protagonismos, solo se requieren de dos factores que se interrelacionen productivamente: SOLIDARIDAD E IDONEIDAD, emergiendo las respuestas socialmente demandadas. Transformar su accionar en una luz de esperanza en esa larga noche en la que estamos inmersos la gran mayoría de los Argentinos. Seguramente será compartida por un pueblo que no merece la oferta existente, producto del desentenderse ( fingir como que no se “entiende”), mezquindades y pasividades complacientes, de la inteligencia nativa. 

Sino seguiremos esperando al Mesías, que seguramente cuando deba ejercer el mandato delegado por la ciudadanía, fracasará superado por la realidad y sus propias restricciones. Y seguriemos esperandolo ya que nuestras emociones nos embargan.

                                                                               aaaaaaa (Solidaria e Idónea),www.redsoleido.com.ar Aportes e interrogantes ciudadanos
                                                                                        Número 12  del  3 de septiembre de 2001.               

 -  Francisco Alberto Scioscia    letter.gif (161 bytes)