Un gobierno que parecía en sus inicios sumirse en el caos irreversiblemente. Fustigado tanto internamente como internacionalmente, con un dilema terrorífico: firmar con el FMI a expensas de mayores restricciones a una población exhausta de ajustes precedentes, devaluación salvaje, inflación y bajas de haberes ( de hecho y legales). Un nuevo Ministro de Economía, el Dr. Lavagna, peronista y ex-funcionario de Alfonsín, mesurado y pragmático fue ordenando el frente interno y no desesperándose ante el dilema precedente. Ergo, el país encontró un verano impensado: dólar quieto/en baja, estabilidad luego del 50% de inflación, sin apuros por firmar con el Fondo, contención social gracias al plan jefas y jefes de hogar, financiado con las retenciones al agro, beneficiado por la devaluación y sin perdida de divisas. Algunos signos de reactivación. En fin poniendo en ridículo a los funcionarios del FMI que pronosticaban el caos total hacia junio de 2002 (dólar a 5/7 pesos, hiperinflación, explosión social...). Anuncio de internas, elecciones, cronograma posible y renuncia anticipada de Duhalde para el 25 de mayo próximo, fecha que asumirá el ganador del ballottage del 18 de mayo. Obviamente tanto esfuerzo tiene que tener un premio, consistente en entronizar un delfín ya que el actual presidente juró no presentarse en las elecciones del PEN que lo sucediera, gracias a las encuestas que lo hacían perdedor, o simplemente que su verdugo Menem no gane. El  heredero potencial, Carlos Reutemann, con el beneplácito de una sociedad que veía en él la síntesis del fracaso de los presidentes constitucionales que nos condujeron a esta hecatombe: capacidad de ejecutiva por administrar eficientemente una provincia de porte como Santa Fe, honestidad, avalada por los habitantes de esa provincia y un plus por ser un deportista exitoso otrora. Pero no es conveniente votar por la antitesis del mal sufrido, ya nos costo bastante, amerita otros análisis más racionales. Por suerte no acepto. Por afinidad fue reemplazado por el gobernador Cordobés, que aunque inflado no crecía en las encuestas, sin detectarse por que. En las mismas, descartado el “Lole” por su renuncia, quedaba el gobernador santacruceño como el que más crecía, superando aún a De la Sota, desde el inicio. Así emerge Kirchner, con una buena imagen en el electorado independiente. Gestión, prudencia, un buen nivel intelectual, honestidad y como dice Ditella la izquierda decente del peronismo. Cuando fue el delfín sin hesitar para el duhaldismo, se tomaron su tiempo pues no es ni era el representante que hubiesen anhelado,  brindándole toda la estructura partidaria bonaerense, tocó techo en las encuestas. Aunque le basto para llegar al ballottage y ser el futuro presidente gracias a su denostado rival. Tambien consideremos que hizo una buena elección en Capital, y no puede referirse al aparato peronista del distritro. Aludía en otros artículos que no es un buen comienzo, ser por las carencias de otro. El actual gobierno tiene un origen e inicio funestos, pero con Lavagna dio toda una sensación de gobernabilidad, propicia para un país inmerso en una crisis agobiante. La inclusión como futuro miembro del gabinete del potencial gobierno de Kirchner a este funcionario estrella disipó dudas en sectores empresariales y algunos votos, no creo que haya decidido su ingreso al segundo puesto. Kirchner no era bien visto en las huestes bonaerenses dado su tinte izquierdista de otrora, intelectual y poco sumiso, no muy compatible con la media directiva bonaerense. Personalmente a cualquier candidato busco de que lo acusan y la consistencia de tales verdades o agravios. No han podido rastrearle hasta ahora nada, solo endilgarle que es “ignoto”, “inexperto” en lo que nunca tuvo posibilidad de acceso, un chiste ( cuanto habrá aprendido en estos meses); operador de Repsol, sin pruebas y sin aval de los mismos petroleros, y montonero que ya estaría prescripto... y también sin datos comprobables; hasta de que su apellido es difícil y sus seguidores, profesionales del clientismo, de la provincia de Buenos Aires que no sabían escribirlo ( no estan para eso...) Evidentemente pasó satisfactoriamente el test de quien suscribe, sin dudas de tales burdos agravios.  En los independientes freno su crecimiento tal alineación con la estructura partidaria, dado que se sabe lo que cuesta negociar con estos muchachos. Creo que su inexperiencia, razonable, reitero solo ganable en el ruedo, pudo trasuntar una imagen no ética, como dice Carrió. Convengamos que el antimenemismo esta sustentado no en la figura del riojano, no es tan gravitante, sino por ser la figura emblemática de los acuerdos espurios entre dirigentes políticos a espaldas de la ciudadanía, harta de tales maniobras. Pensando en Carrió y sus quejas de falta de dinero de campaña que la hubieran hecho presidente, a Kirchner si corría por su cuenta, independiente del gobierno, con tal criterio,  no le hubieran alcanzado los recursos  para llegar a la final. Esta en juego lo hipotético y ya no hay tiempo de cambiar las circunstancias. Además el santacruceño esta zafando bien su adhesión a Duhalde, transformándolo en socio y no en sumiso delfín. Convengamos que no tiene cuadros suficientes propios para encarar un gobierno, rescatando a hombres del actual ejecutivo que pueden desempeñarse bien dada su experiencia, puede ser un buen negocio. Y fundamentalmente, que si su gestión es potable puede desprenderse de todos, incluyendo a su socio. Haber si tenemos un arquitecto excelso de su propio destino, ya que de jugar a ético en este ruedo que no lo es, es poco probable su subsistencia y menos llegar a la presidencia. Que una vez en el gobierno juegue para las demandas ciudadanas. Hay tanto para hacer que una presidencia solo basta para ser un gobierno de transición hacia un país en serio, basado en la producción y el trabajo como pregona hoy y siempre. Ni debería preocuparse por Menem, si por su propia propuesta. Seamos francos.  En este país, hasta no desatar el paquete heredado no es posible hacer una propuesta fundada, so pena de contradecirse. Con Lavagna le permitirá no tener sorpresas en lo inmediato y abocarse a un plan de mediano plazo que de una vez nos conduzca a ser un país formal como pregona, basado en herramientas de información y gestión reales y no supuestas. El FMI teme que suceda el teorema de Grinspun con el nuevo gobierno. Este ex-ministro de economía de Alfonsín, aludía que no pudo hacer un plan sustentable pues si lo hubiera hecho no sería el Ministro. Pero cuando fue ministro tampoco lo hizo, ya que como todos los funcionarios argentinos de los últimos cincuenta años, por más capacidad intelectual que tengan, viven como los bomberos: apagando incendios y no previniéndolos. Estos funcionarios del FMI deben ser sordos, pues lo mismo dijo Lavagna hace unos meses. Insisto que desconfiaría de algún trasnochado que desde su casa tenga el plan soñado, volcado en una plataforma. Esto es lo que debe cambiarse. Tener un país previsible y no como el actual, que no se sabe a ciencia cierta cual es el verdadero estado de cosas. Y que con información fidedigna pueda hacerse un plan de gobierno confiable sin tener que desatar paquetes explosivos. Estamos lejos. Pienso que si el nuevo gobierno - no de Menem por supuesto-  con solo lograr transformarlo en serio, encaminará a este país acorde a sus recursos. Una ultima reflexión : cuantos candidatos para el 2007, algo harán para que el nuevo gobierno que asuma no pueda alcanzar sus objetivos y dar paso a ellos.  Solo con el respaldo de la ciudadanía, sustentado en una gestión trasparente e idónea podrá  Kirchner continuar en el poder. Duhalde, López Murphy, Reutemann, Menem, Rodríguez Saa, Macri, Carrió, Terragno, Rozas, y alguno que me olvide o se destape para entonces, pelearan por ser presidentes para nuestra desgracia. Dios ilumine a San Néstor ( nació el mismo día que San Martín, y en el año del Libertador, 1950), que cumpla con sus promesas básicas, para como mínima para dejar en el camino a estos potenciales candidatos en la próxima contienda electoral. Quien realmente será Kirchner, es una incógnita. En el ruedo se vera, si llega a superar este último escollo. Suerte, sigo pensando que es el mejor candidato de todos los que se presentaron... Espero no equivocarme y que no sean mis deseos de vivir en un país mejor los que guíen este análisis. De hecho turban mi pensamiento al eliminar a Menem, sino le hecho la culpa a los encuestadores, aunque no tengo ningún problema en reconocer macanas.  Sigamos viendo la evolución hasta el 18.

                                             Proyecto   ( Solidaria e Idónea ) Aportes e interrogantes ciudadanos
                                                                           Número 039  del  30  de  abril de  2003.   
Francisco Alberto Scioscia                                     
                 
www.redsoleido.com.ar