Argentina : Una nueva oportunidad

 

·         Vivencias históricas del fracaso de una gran oportunidad

            En los inicios de la tan zarandeada década del 70- concordante con mi ingreso a la mayoría de edad- el país estaba en ebullición. El movimiento peronista ( sindicatos y PJ) reivindicaba la vuelta de su líder en el exilio y el levantamiento de su proscripción en las reclamadas elecciones al poder militar gobernante. Sumémosle al otro partido popular al cual habían destituido a su presidente, el radical Humberto ILLIA en 1966 y organizaciones subversivas armadas de diversos orígenes (nacionalistas apoyando al “peronismo” y de izquierda con proyectos propios), que raptaban y/o asesinaban milicos de alto rango, dirigentes empresariales/sindicales e intentos de copamiento de regimientos militares. Y por si faltara algo, los movimientos universitarios de izquierda, base ulterior de la Juventud Trabajadora Peronista (JTP, brazo político de la organización guerrillera montoneros). Una presión insostenible para una dictadura que además iba en franco declive en su gestión de gobierno, forzándola tal contexto a un llamado de elecciones generales. Obviamente trataría de excluir del acto eleccionario al General Perón y suplantarlo por una entente cívica-militar proyectadamente “popular” que dejaría fuera de carrera al anciano líder. Hipotéticamente posible -igualmente lejos de la realidad palpable- dado que la sociedad estaba fuertemente dividida en peronistas y antiperonistas, y apoyos racionalizados de medios hasta ayer contrarios a la dictadura militar imperante.

            El líder justicialista, lejos de amilanarse, encaminó su regreso al país el 17 de noviembre de 1972 (había sido frustrado en otro intento en 1964). Sorpresivamente su mensaje viró sustancialmente, tanto por haberse transformado en su forzado exilio en un león herbívoro – según su propia definición- y ser un comprensor privilegiado de los cambios que se vislumbraban en el mundo de posguerra. Había dejado atrás rencores y actitudes hostiles a sus opositores. Quería transformar la Argentina, rica en recursos pero pobre, “ejemplo” en el mundo.

            Hacia tal fin, convocó a todos los partidos políticos existentes a conformar una multipartidaria que lograra tales objetivos, que eran compartidos por la gran mayoría ciudadanía. Ante tales actitudes, la mentalidad reinante de odio entre los partidos mayoritarios se fue diluyendo, dado que aquellas propuestas fueron creíbles y sustanciales, deshaciendo los planes militares. Hasta se vislumbró la posibilidad de crear un frente electoral con el radicalismo (UCR), impensado, con la formula PERON-BALBIN  ( el líder radical por entonces) que permitiría satisfacer las demandas ciudadanas y orientar el rumbo del país acorde a la coyuntura mundial, demandantes de las abundantes materias primas que Argentina poseía y su procesamiento industrial respectivo. UNA GRAN OPORTUNIDAD

            Retorna a su exilio Europeo sembrando la esperanza de un país mejor. Los milicos hicieron lo imposible para que el general no pudiese ser candidato, frustrando el posible acuerdo radical-peronista. Un célebre obediente del general ( Héctor Campora) ocupó su lugar en las elecciones del 11 de marzo de 1973. Cooptado por la izquierda peronista gobernó por un lapso mínimo -45 tumultuosos días- con pocos aciertos y desatinos que lo excedían, generados por el grupo montoneros. Así, el anciano líder pudo regresar a la ARGENTINA el 20 de junio de 1973, con la mayor manifestación histórica en las cercanías del aeropuerto de Ezeiza para ofrecer un recibimiento clamoroso al general Perón.  Las sangrientas internas del movimiento justicialista aguaron el festejo, matándose entre ellos en el palco de recibimiento de aquél, aterrizando finalmente en Morón. Campora debió renunciar y un nuevo llamado a elecciones con Perón como presidente, descontándose un triunfo arrasador- finalmente con el 62%- pero lamentablemente con su segunda conyuge como vice María Estela Martínez, a la postre – ante el deceso del líder 1º de julio 1974- primera mujer en ejercer la presidencia en la Nación. Ahora cooptada por la derecha peronista con igual nivel de violencia y una gestión lamentable, desembocando en la dictadura más sangrienta de nuestra historia (Videla, 1976), con el apoyo tácito de una sociedad harta de tantos desatinos ( sin sospechar del devenir trágico que nos esperaba).

            En fin, creo que el clima imperante de violencia de la izquierda “peronista” y otros grupos armados, destacándose el brutal asesinato del secretario de la Confederación General de Trabajadores (CGT) José Ignacio RUCCI, leal incondicional y meritorio sindicalista, a los dos días del acto eleccionario que consagró por tercera vez al Gral. PERÓN ( el 23/9 de 1973).  Factores que estimo impidieron la formación de esa multipartidaria que generaba tantas positivas expectativas ( se limitó a un Frente – FREJULI- que no incluyó a la UCR).

            Francamente, el tercer gobierno de Perón tuvo oscuros procesos nunca develados a la sociedad. La senilidad, 77, su declinante estado de salud, el creer que todavía tenía cuerda, factores que pudieron jugar en su contra, poniendo en duda algunos actos de gobierno ( la elección de isabelita, el ascenso a Comisario General de Lopez Rega, su secretario privado, con rango original de suboficial (R) de los más bajos en el escalafón policial, la incipiente gestación de la ulterior triple AAA (grupo paramilitar de derecha ejecutando a quien fuera contrario al peronismo y/o fuera marxista).

            Sea cual fuere las causas del desencuentro, se perdió una gran oportunidad. Ratificada tal presunción por ser el líder radical Ricardo BALBIN, quien despidiera los restos de PERÓN llamándolo su amigo, dejando de lado los viejos rencores que incluían nada menos que haber sido puesto preso - por unos meses- por el régimen peronista en la primera presidencia (1950). El germen del gran acuerdo estaba, el contexto lo mutiló…

·         El presente partidario

            Aunque los ciudadanos voten por la UCR y sus aliados, y las distintas versiones peronistas, no se vota como otrora, en el cual el bipartidismo estaba arraigado en la población, con gran cantidad de afiliados a los mismos. Encuestas recientes indican que los radicales partidistas no llegan al 5% y los peronistas en un 15. Obviamente con tales guarismos no podrían ganar una elección, ni aún aliados. Han transcurrido décadas de esa oportunidad, y los votos actuales dependen del candidato más allá del partido, su carisma y/o capacidad de gestión. Ya no hay votos partidarios cautivos en la proporción que permitiría acceder al poder.

·         Un somero análisis de los 30 años de democracia

            Parece que fuera exiguo tal lapso en democracia, rescatando algunos logros positivos de cada uno de los gobiernos como ser el juicio a las juntas militares de Alfonsín, controlar un mal endémico nativo como la inflación por Menem. Duhalde ordenando mínimamente el desastre previo generado por la Alianza (que aún pesa a la hora de conformar frentes electorales consistentes) dado que nos condujo a la mayor hecatombe de nuestra historia ( 2001/2). Los primeros dos años de Kirchner, removiendo a la penosa Corte menemista, reemplazándola por una de gran prestigio de sus miembros -teóricamente imparciales al gobierno de turno-; generación de puestos de trabajo importante, restauración de las paritarias, reparaciones en el orden previsional tanto en lo económico como asignación de beneficios de gente marginada por las condiciones del mercado neoliberal menemista. De la Infanta Cristina poco podría hablarse, limitándose a los derechos incluidos del matrimonio igualitario y accesorios( tomados de la izquierda), y la tan elogiada AUH les fue sustraída a la oposición ( desde los 90 que lo escuchaba en boca de la CTA)  y los derechos humanos bastardeados con money…  

          ¿ Existían en los 90 en el feudo santacruceño el matrimonio igualitario, la AUH y la plena vigencia de los derechos humanos ? •••

            En fin, en general poco, muy poco, ya que tales logros no fueron mayoritariamente persistentes ulteriormente. En otras palabras no se transformaron en políticas de estado, dependiendo - como parece ser nuestra historia- del campo y sus commodities. Mas esta década “ganada” gracias a la soja ( un monumento al yuyo).

¿ Que gobierno tuvo el increíble precio de los commodities ?

Como dicen algunos, deberían juzgarse a los gobiernos precedentes si tuvieron o no tales recursos…

¿ Se habría dilapidado tanto ?

 

·         Incógnitas argentinas ( valientes y pusilánimes)

            No es poco para este país haberse mantenido bajo un régimen democrático – aún la mediocridad imperante en los sucesivos gobiernos, todos imbuidos en el corto plazo- por un lapso de 30 años, con el aval de la ciudadanía. Aún los persistentes errores cometidos. Más aún para quienes nunca escucharon sorpresivamente una marcha militar en cadena nacional, cuya adhesión a la democracia es natural (isomorfica). Esta joven democracia se la debemos a la valentía – emergente de su dolor-  de las MADRES DE PLAZA DE MAYO, que hicieron frente a los militares en su hora de mayor poder ( 1977), desfilando los jueves en la plaza frente al poder ejecutivo militar, reclamando por la aparición de sus hijos…trascendiendo al mundo. Tal accionar nos hace refrendar que el futuro se construye desde los actos del presente, y el otro icono fue el radical Dr. Raúl Alfonsín – primer presidente desde el inicio de la actual democracia, 1983- que en 1985, con las armas aún en poder de los militares golpistas, juzgó y condenó a las Juntas Militares, asimismo resolviendo “positivamente” algunas revueltas militares en su mandato.

         Ambos hechos trascendieron al mundo por ser inéditos, su magnitud y valentía. Ningún político contemporáneo trasfronteras puede omitir las positivas consecuencias de su accionar referencial ¿ Como es factible que habiendo logrado estos trascendentes sucesos, no podamos resolver los problemas del país? Ni salud, educación, justicia, transporte, vivienda. En fin, calidad de vida para nuestros habitantes teniendo recursos. Además hemos sumado otras barbaridades intolerables ( narcotráfico/trata de personas, crecimiento de las villas, etc., etc., etc.).  ¿Demasiado pusilánimes tal vez? No es sorprendente que así nos vaya. Evidentemente NO han servido tales actos de valentía, y no estamos recurriendo a una historia remota… con un contexto muchísimo menos violento que otrora. Bah! Sin que peligre el pellejo…

 

·         SIEMPRE HAY UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.

             La “rebelión” de los Intendentes (2013)- factible desde que la constitución del 94 determinó que un voto un ciudadano, eliminado la elección indirecta- puede ser el inicio de una etapa que consolide la democracia, rescatando la república regida por su Constitución Nacional, y logremos resolver paulatinamente las demandas sociales aludidas en el párrafo precedente. Si alguno pretende creer que con el Frente Renovador, capitaneado por el Dr. Sergio Massa se puede lograr, volveremos a fallar (aun un triunfo electoral cómodo en el 2015). El cordobés Juez, risueñamente, aludía que en el peronismo maquillaban al primero de la lista - léase conversos al nuevo líder ganador- y tras de aquél ingresan en tropel los mas impresentables. Aun lo amplio que pueda generar en su convocatoria futura, creo que del orden mayoritariamente cuantitativo y no en calidad. Lograr ser un país serio y razonable no puede ser consumado sino es por un acuerdo nacional con un programa sustentable a mediano y largo plazo. Y sellada electoralmente en los próximos comicios presidenciales.

             Estamos a dos años del nuevo proceso eleccionario, que incluye presidenciales, mayoritariamente gobernadores e intendentes. Se dice – acertadamente- en el ámbito empresarial que si no se cuenta con los hombres adecuados para un proyecto, seguro sucumbirá, por más correcta que sea su formulación. Si repasamos los lideres emergentes en los últimos años, sumados a los exiguos existentes con un nivel acorde al proyecto a encarar, podríamos afirmar que es satisfactorio el nivel intelectual y moral de los mismos. Lamentablemente no están todos en las mismas agrupaciones políticas, pero se pueden integrar en un proyecto correctamente formulado.

            La triste experiencia kirchnerista, en su última fase cristinista, nos hizo vislumbrar que los líderes providenciales no pueden conducirnos a nada, solo a postergar más al país. Con consenso y proyectos sustentables, rápidamente se diluirá esta dualidad K o antiK ( Perón lo logró en épocas muchos más difíciles/violentas que la actual, como ya expresamos en el primer punto de este texto). Si las expectativas son productivas serán avaladas y nadie se acordará de este falso dilema. Hay hambre de coherencia en las expectativas sociales cotidianas, no de relato. Eric Hobsbawm aludía que históricamente el relato gubernamental difícilmente sería constatado/legitimado con la realidad. Nos sucede cotidianamente… Aun al presente que tornaran como épico a lo cual denostaban tiempo atrás…

·         Un somero análisis de las actuales circunstanciales políticas nacionales

         Argentina cuenta con una distribución poblacional irregular a lo largo de su extenso territorio. Con una provincia que converge al casi 40% del electorado, que si le sumamos a la Capital conformamos un porcentaje inusual. Quien podrá develar porque razón el gobernador de la Provincia de BA ( que no solo es espectacularmente voluminosa en sus habitantes sino que representa el mayor porcentual -37%- del Producto Bruto Interno)  no ha podido ser presidente electo de la Nación. Seguramente podría ser que no haya habido un gobernador con nivel suficiente ¿Alguno podrá creer que si no resolvemos satisfactoriamente las demandas sociales de esa provincia iremos en el rumbo correcto ? Gobernada por mayoría de intendentes mediocres, que acumularon durante años poder devenido del clientismo y avalado por los empleados municipales digitados, o no, que preservan su trabajo más allá de su “ideología”, difícilmente podremos avanzar como país, pues no bastará con un PEN celebrity/brillante. Esto es válido para todas las grandes provincias, y pronunciadamente en las más pobres con casi cero de república y conformaciones feudales a medida de sus gobernantes, que impiden un desarrollo de sus economías potenciales, exportadoras de sus recursos, la desigual distribución de la riqueza, y en algunos casos depredando el medio ambiente ( el futuro).  Seguramente estas últimas tardaran más aún que las grandes, pero la ola de recambió influirá positivamente.

 

·         LAS INTENDENCIAS

         El Frente Renovador ha puesto en el tapete la importancia de las intendencias. Siendo funcionario público de carrera por más de veinte años, siempre aludí como grafica de la actuación del Ejecutivo Nacional, a esas esferas espejadas de boliche y sus cientos de cuadrados como que cada uno de ellos representaba una dirección nacional o general, que debían resolver problemas cotidianos del área de su competencia. Es decir, que de su idoneidad dependía el grado de eficiencia/eficacia del ESTADO NACIONAL, pues su omisión – de esas direcciones aludidas- rayaría lo ilegal ( aunque de hecho lo hagan frecuentemente). Obviamente que el actual es pobre – la realidad lo indica- dado que sus titulares emergen mayoritariamente de los respectivos gobiernos de turno, más allá de su apropiada capacidad al cargo al cual acceden. Sumémosle su estructuración sobresaturada de empleados digitados, como sus titulares; o ninguneados por no ser útiles al proyecto de turno; o por su idoneidad incompatible con la mediocridad imperante. Ineludiblemente debiera profesionalizarse y reestructurarse productivamente, dado que de ello dependerá cualquier PEN. Es más, debería fijarse un límite en el cual el ejecutivo solo pueda nombrar hasta el grado de Secretario y de ahí en más formar la planta permanente especializada en su respectivos metier, transformando la planta publica en una herramienta coherente para el PEN, e independiente, para evitar excesos de los gobiernos de turno ( léase mutuo control). Dependiendo aquellos funcionarios de carrera de concursos abiertos y públicos sin trampas en el proceso de selección involucrado, lejos del actual y turbio proceso selectivo.

( no es el lugar para desarrollar el tema, expuesto en “Bases conceptuales para una reforma del Estado…http://www.redsoleido.com.ar/Refoma%20estado/reindice.htm)

            Reitero, el intendente de Tigre, hizo extender mi cosmovisión al país, análoga a la de PEN, resultando cada cuadrado de la esfera aludida a una Intendencia (no solo administrativamente sino territorialmente). Pensemos que la unidad política del país está en ellas, subordinadas al gobernador respectivo, y éste al PEN. Tal unidad refleja el accionar cotidiano del país (de productiva a ineficiente). Poco valdría un Presidente o Gobernador brillante con municipios ineficientes y viceversa. Y seguramente de un intendente brillante emergerá, tarde o temprano, un futuro ejecutivo acorde al nivel deseado por la ciudadanía. Obviamente lo ideal sería en conjunto pero mucho más difícil e improbable.

            No soy un experto en evaluar todo tipo de intendencias en el país, ya su extensa territorialidad y poca densidad poblacional, hacen diferencias en la categorización de las mismas. Pero las de carácter urbano como las de las provincias de mayor nivel poblacional, como son las del conurbano bonaerense se caracterizan por su similitud y requerirían de una estructuración concomitante. Es decir, que deberían organizarse social y administrativamente en igual forma, tomando las experiencias intercambiables positivas de las distintas intendencias existentes, replicando en las mismas sistemas administrativos (y automáticos subyacentes) acordes a la tecnología posible/factible. En otras palabras, definir un modelo estructural productivo para asimilarse a cada una de ellas, resaltando la profesionalidad e idoneidad que deben conformar los funcionarios designados ( por concursos…). Obviamente ajustadas a un plan integral en las demandas sociales provinciales, asignando recursos según las prioridades básicas de las respectivas intendencias. En fin, para ello se necesita de un director de orquesta que coordine las mismas. Traspolable a nivel nacional, con las provincias.

         La seguridad es un tema de mayor complejidad: la creación de la tan meneada Policía Municipal es un tema controversial. Tal complejidad está vinculada a la interconexión política, judicial, policial provincial-federal, con el tejido social y en mayor medida con el marginal y el narcotráfico, sumarle la municipal ampliaría aún más la misma de no mediar ciertos recaudos. Al estar a cargo del intendente respectivo, la integridad del mismo - transmisible a sus subordinados locales- podría comenzar un proceso de transparencia en la gestión de seguridad, que sino sumamos una planificada mejora asistencial en la calidad de vida de la ciudadanía, tanto en general y muchísimo más en los niveles marginales, tornaría todo insuficiente… 

            Las suburbanas y las rurales serán tema a debatir en estos dos años y exceden a mi visión capitalina y bonaerense ( nací y crecí en La Boca, luego en Ituzaingó, fifty-fifty) , sin excluir los requerimientos sociales respectivos y el desarrollo organizacional y tecnológico posible/factible.

         Más allá de las categorizaciones municipales, se requiere una Auditoria Provincial que abarque la administración contable, la gestión y la seguridad ( todos insoslayables), e idem Nacional. Evidentemente el control real dependerá de una actitud política, que superara cualquier legalidad/tecnicismo/institucionalidad, emergiendo de los poderes centrales. En fin, erradicar la corrupción y la ineficacia de raíz, incluyendo la propuesta de Massa que alude a que los cargos de responsabilidad social electivos deban extenderse como máximo a dos periodos de cuatro años (ajustarnos a la Constitución Nacional). 

·         Propuesta en virtud de las argumentaciones expuestas.

            Si consideráramos al FRENTE RENOVADOR como de raíz peronista y la cantidad de votos obtenidas en la Provincia de BA, más los votos a nivel nacional del FRENTE AMPLIO PROGRESISTA, con lograr un acuerdo programático que responda a las demandas ciudadanas, excluyendo egos e intereses, estaría definido el puesto del sillón de Rivadavia y tantos otros a nivel provincial/intendencias. La vocación de diálogo y consenso expuesta por ambos frentes daría crédito a su interrelación, tanto de ideas como sujetos, excediendo la simple sumatoria de votos. Haciendo una lectura realista no hay fuerza posible – aun alianzas viables- que pueda alcanzar a la unión/sinergia de ambos FRENTES, sellado con un acuerdo electoral, programático y avalado por la ciudadanía con sus votos. ESTA ES LA GRAN OPORTUNIDAD QUE NO DEBERÍAMOS DESAPROVECHAR.  

            Ya muchos aluden a que Massa es muy tiernito para jugarse solo por la Presidencia. No lo comparto, pues de gestión tiene experiencia tanto a nivel nacional como provincial. Es decir en la cocina del poder, que pocos tienen en este país. Haciendo una proyección al 2015, competirían en un ballotage entre los dos frentes mencionados, dado que el renovador desplazaría a Macri y Scioli o cualquier otro del mismo palo              ( léase: Capitanich o Uribarri). Cualquier sujeto pensante, progre e informado, se inclinaría por el FAP, dado que vislumbra un respeto por el sentido republicano, el respeto por las instituciones y definir sus candidaturas democráticamente. Pero seamos realistas no será suficiente, dado que es poco probable ganar en la Provincia BA, restringida al peronismo o posperonismo, como lo representa el Frente Renovador. Massa no solo es una figura carismática sino que su raíz es peronista. No excluir que también fue votado por aquellos que solo querían la extinción del Kristinismo ( me incluyó entre estos, aún siendo peronista por convencimiento).

            Podría surgir un sujeto que tenga igual o mayor carisma que aquel, que abrace al FAP, u otra fuerza que responda a iguales objetivos que aquél. Lilita lo intentará, pero su personalismo la desmadrará y la falta de su capacidad ejecutiva es evidente. Cualquiera que posea capacidades conductivas las desarrolla desde joven en su metier. Las toma y le son asignadas por sus pares dado que alguien debe asumir las responsabilidades ejecutivas (aún sin títulos formales en el principio) que obviamente para las cuales no todos están capacitados. Ni Cristina ni Lilita lo han logrado, dado que tales dones – la capacidad de conducir- no se aprenden, se ejercitan en el transcurso de la vida, no impuestas forzosamente en el último tramo de su madurez. Aunque en nuestro país es todo posible, para nuestro mal por supuesto… 

            Disculpen la digresión, sigamos con la proposición. Simplemente es la siguiente: que el Frente Renovador se presente a la titularidad de la provincia de Buenos Aires – léase MASSA- y el FAP – léase BINNER- al PEN, dada la coincidencia – reitero- de buscar consensos productivos por ambos frentes, con lo cual ya estarían obtenidos los votos necesarios para un triunfo contundente. Lógicamente en la boleta de gobernador deberá llevar a BINNER como presidente y el FAP no presentarse en la provincia de Buenos Aires  ( acuerdo sellado). El bonaerense está en mejores condiciones para asumir el control provincial, dado que se nutre de sus propias raíces y tiene un conocimiento imprescindible para lograr una gestión eficiente y republicana como nunca tuvo antes la mayor provincia. Y la reconocida honestidad – moral e intelectual – del santafesino podría hacer valer la república en su verdadera dimensión, como tampoco la hubo en el país hasta el presente. Además del respectivo acatamiento a la división de poderes, respetar la autarquía del INDEC, INTA, INTI, AFSCA, CÁMARA ELECTORAL y cualquier otro que no pueda sufrir la presión de cualquiera de los tres poderes, con verdaderos profesionales en su conducción. La experiencia Radical en funciones ejecutivas no ha sido exitosa a nivel nacional, pero puede aportar en la calidad institucional que requiere una REPÚBLICA. Sin obviar que cristalizar la misma no excluye revisar los mecanismos involucrados, articulación y naturaleza de una república, que al presente – trasfronteras- no han sido fructíferos en la medida de lo deseado por las ciudadanías. Estamos en el siglo XXI y requiere una adecuación a las expectativas sociales/técnicas y económicas.

             En cuanto al resto del país las P.A.S.O. pueden aportar los candidatos que la gente requiera, más allá de su partidismo, apoyando este frente a adoptarse a los candidatos que mayor solvencia moral e intelectual puedan aportar. No omitir el efecto contagio que generará un acuerdo partidario de la naturaleza del propuesto. Obviamente con un contrato público de una coparticipación que satisfaga a las provincias y recorte el poder central tan degradante ejercido por siempre del gobierno de turno. Condición sine qua non del acuerdo nacional propugnado.  

            Como este es un país por hacer, sería prudente que este acuerdo durase hasta el fin del nuevo periodo presidencial como mínimo, dada la gran tarea a realizar (aunque sería óptimo dos periodos). Cuatro años pueden resultar eternos para Argentina, pero sin una cosmovisión global de largo plazo jamás dejaremos de ser un país pobre pero rico en recursos de toda índole. Que la ciudadanía exprese al final del nuevo periodo presidencial sus preferencias.

         En fin, un gesto de grandeza de todos los involucrados, tan escaso en estos días    y tan necesario. Y un recuerdo para todos los políticos, si las medidas a tomar son correctas aunque perjudiquen los bolsillos de la ciudadanía ( tarifas, impuestos, recortes lujuriosos, etc.) y responden coherentemente al contexto serán aceptadas por la ciudadanía. Lo incorrecto políticamente es no hacerlo por ser “posiblemente” incorrecto, no para la sociedad sino para los intereses de los gobernantes de turno ( léase votos). Las expectativas sociales latentes existen aunque no se manifiesten; cuando surgen opciones que satisfacen/colman las mismas son apoyadas al unisonó –incondicional y masivamente- registrándose un alivio generalizado en la sociedad ¡ Cuanta hambre de expectativas coherentes!

            (Cuando el radicalismo implementó el plan Austral, creían que sería un sincericidio y dada lo racional de la propuesta colmaron las expectativas pre-existentes - ni hablar posteriormente en su lamentable ejecución…)

            Ni le quepa la menor duda a los postergados - voluntaria y manifiestamente- en esta propuesta, que en el futuro será reconocido ampliamente por la ciudadanía.

         Quisiera agregar que el presente y brevísimo ensayo, fue remitido en diciembre ppdo., al Dr. Massa, dado que simplemente éste le escupió el asado a todos ( cristina, Scioli, Macri, Binner and &, la campora, ultrak y cualquier otro con escondidas pretensiones). Jamás en mi vida vi un efecto tan demoledor, potenciando su capacidad de intervenir positivamente en el marco político como ningún otro. Se proyecta lo expuesto precedentemente: juntara adhesiones de todo tipo priorizando lo cuantitativo sobre lo cualitativo… ¿ Más de lo mismo?  ¿Post K, sin Kris?

         Llegamos al absurdo de escuchar de dirigentes de la oposición de aliarse con el PRO dado que los sondeos indican a Massa como ganador cómodo. Dios mío.

         No quepa la menor duda que mi fuerte no es la lógica política, pero si la de auscultar las demandas ciudadanas. Solo la realidad, trascendiendo tal lógica ( si es que la misma la contiene…)      

 

       Gracias por su atención.

Aportes 047. Escrito en diciembre 2013, publicado al presente (febrero de 2014)                                

         Francisco Alberto Scioscia                                                      Inicio

   

 

P:D: las omisiones de negrita y mayúsculas son intencionales, por razones de desagrado personal ( es más fuerte que la coherencia del texto).