PROPUESTA EDUCATIVA

¿Un país pobre debe tener una educación acorde? Por siempre los dilemas nos deben llevar a soluciones positivas para la sociedad ¿No será hora de encarar el tema educativo? Los continuos errores del gobierno, como ser Correo, porcentual jubilatorio, supresión del 5% del IVA de los pagos con débito, ir a paritarias con un corsé que avala el deterioro del 2016 ( lo que se ofrece es igualar a la inflación a un sueldo pobre), el caso Avianca y Fly Bondi, el viejo panamá papers, además de omitir que hoy existe el INDEC que fija una canasta básica superior al salario docente propuesto oficialmente; la omisión de las paritarias nacionales, con pobres argumentos esgrimidos, más aún considerando que el valor de la cláusula gatillo ( salario mínimo vital y móvil nacional + 20%) resulta sumamente inferior a tal canasta… Sumémosle el silencio interesado de la oposición (léase año electivo), que disfruta del desgaste de su rival de mayor prestigio… Y peor que el gobierno nacional también lo haga, al no responder adecuadamente por la omisión de su intervención.

La calificación del gobierno como un paro político es una visión realista, innegable para ambas partes en disputa. Al kirchnerismo le han servido en bandeja su hipótesis cada vez más extendida socialmente: QUE MACRI GOBIERNA PARA LOS RICOS. Y a los otros gremios, que no adhieren al gobierno anterior, los activa los informes del INDEC, las promesas electorales de una educación de categoría que trasciende los haberes, a considerar en la suprimida paritaria nacional. Esperar a que por lógica decantación las clases finalmente empezaran, desgasta a ambas partes.

                Se alude a que lo exigido gremialmente implica quitar a otras partidas del presupuesto que pueden ser tan importantes como infraestructura, reformas hídricas, etc. Pero nada es más grosso que la educación. Habría que llamar a todos los partidos políticos para acordar una politica educativa de calidad, que incluya a los haberes, y la consideración de volver a ser manejada la misma desde el gobierno nacional. Ergo, dejaría sin argumentos a la oposición leve, al involucrarla y a la acérrima más debilitada de lo que ésta.

         ¿No es cierto que la educación no es un costo?  Es hora de iniciar una inversión nacional, aunque deba financiarse con recursos financieros externos, dando vuelta la taba. ¡Bah! tomar el toro por las astas, y disolver la evidencia de que se gobierna para los ricos… Y seguro arrasaran en las elecciones legislativas del 2017 y daría para más…

                Gracias por su atención.

 

Francisco Alberto Scioscia                                                     

 Aportes e interrogantes ciudadanos, 058 marzo de 2017.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             

                                                                                                                      Mail                                            Inicio