La patética grieta y sus actores

La toma de colegios, manifestaciones pacíficas que se tornan agresivas en su final, anuncios de bombas en las escuelas sin límites, son asignadas al kirchnerismo y que éste, sean o no generadas por ellos, se complace de las mismas, dado que contribuyen al objetivo explícito de la caída de Macri. Éste y sus adláteres remarcan continuamente el estado desesperante que dejo el gobierno de Cristina, dando por hecho todo el aludido accionar al kirchnerismo. En fin, se retroalimentan mutuamente con argumentaciones factibles/falaces o parciales. Una parte trascendente de nuestra sociedad observa y piensa con quien se alineara en Octubre, o se mantendrá fiel a su voto original, o lo transformará en ÚTIL (Dios sabrá).

Pero además de este circo que genera la grieta hay que tolerar a los predicadores de cada parte que se tornan patéticos al desarrollar argumentaciones dignas de las mayores inconsistencias que he escuchado. Una frase del periodista Ceferino Reato inspiró el presente texto: en el programa Intratables le descerrajó una frase inesperada al mayor exegeta de Cambiemos “Todo vas a defender”. Justo zapeaba, y no pude escuchar el tema tratado en cuestión. Pero lo sorprendente es con tal frase Reato hizo recular al irreculable Fernando Iglesias (supongo que por venir de un periodista no militante y con pocos pelos en la lengua). Éste seguramente será diputado nacional (dicen por pedido de Macri) como reconocimiento a tanta lealtad, y deberá agudizar aún más sus argumentaciones en defensa de las futuras leyes de su Coalición. Sería la contraparte de Brancatelli, mucho más limitado intelectualmente, que defiende lo indefendible y hace comentarios desopilantes, sobre temas que expone por su fe en el proyecto kirchnerista, con escasos recursos dialécticos para lograr sus objetivos (no creo que pueda convencer a nadie para traspasarlo a militar en su proyecto). Un buen negocio televisivo para América, con limitaciones cuando se excede. Nadie come vidrio…

Hay una diferencia generacional entre los que fuimos o apoyaron la marcha de Nisman (sin avalar sus argumentaciones o accionar judicial, solo por no tenerle el respeto a su familia e investidura), y los jóvenes militantes cristinistas. Estos forman parte del sistema educativo de las últimas décadas, que es evidentemente deficiente y al cual contribuyó plenamente el kirchnerismo. Por lo menos los que estuvimos militando en los 70, estábamos informados, fundamentalmente por la gráfica y en menor medida por la TV (había programas destructivos, inquiriendo sin filtros a los dirigentes de cualquier signo político). Cristina misma –hace muy poco- hizo referencia a que los militantes en su juventud estaban bien informados del contexto político, contrariamente al presente ¿Aludió a todos los jóvenes? pues sí es así mando en cana a todos sus “militantes”, pues el grado de conocimiento actual de los mismos es deplorable, fundamentalmente los jóvenes y jovenas… Siempre me extraño un lozano muchacho que en la movilización por la muerte de Néstor Kirchner, expresaba frente a las cámaras: “como lo puteaba cuando fue lo del campo y ahora lo lloro por mi militancia”. Traté de vincular que suceso habría influido en este joven entre el 2008 (lucha campestre) y el 2010. No podía encontrar “que” me había perdido. Las nacionalizaciones de YPF, Aerolíneas, plan de becas, planes sociales de trabajo parcial, muy poco pues mayoritariamente eran solo actos formales sin consecuencias inmediatas en las desprivatizaciones, o lo exiguo de los montos de los subsidios, para idolatrar al expresidente. Podría haber sido la revolucionaria Ley de Medios, que según escuche en boca de jóvenes, que simpatizaban con el gobierno, sería una movida importante al generar nuevas fuentes de trabajo que posiblemente los involucraría. Si fuese así, dado el fracaso en su implementación, deberían haberse cuestionado su militancia pro-cristina. Pero casi nada de ello. No sé si será un nostálgico retorno a la época “dorada de los 70”, transmitida por sus mayores adherentes a tal lapso, o la necesidad de identificarse con algún aspecto “positivo” de la realidad, tan escasos en estos días... Denominan a su agrupación emblemática como “La Cámpora”. Supongo que en homenaje a el extinto presidente y su exiguo reinado (45 días), gracias a las “gracias” que le dio Perón por sus espantosos servicios en su nombre. Fiel a su perfil de obsecuente con el general, del cual había sido su delegado personal, parecería que mudo tal obsecuencia a los grupos guerrilleros (montoneros, FAR, FAL, etc.) a quienes – en su ejercicio como primer mandatario- les fueron asignados los cargos de mayor relevancia (ministros, parlamentarios, gobernadores, etc.). Comentan que a su regreso definitivo, el general no le dirigió la palabra al dentista Cámpora, que hasta ese momento se desconocía su orientación de izquierda o derecha (juzgado por sus pares de entonces como conservador). Por lo observado creo que priva la sumisión per se, luego el destinatario de tal obsecuencia. Debo creer que el nombre no fue por este sujeto sino por el brevísimo lapso del ejercicio de su presidencia y el control que ejerció la guerrilla – autotitulados de peronistas- en tal periodo. Al presente he leído frase sacadas del sarcófago setentista en las escuelas tomadas recientemente, como ser “Patria si, colonia no” (faltaba “liberación o dependencia”, no leer al Pato Donald – ahora esta Zamba-, bingo). Por las dudas recordar que Perón uso la guerrilla para conseguir desplazar a los milicos de su dictadura- por entonces había que obtener más del 50% de los votos para consagrarse presidente - y luego creyendo que eran la opción para el general conduciéndolos a la “revolución”, fueron expulsados del movimiento en la plaza de mayo por el mismísimo Perón, tildándolos de imberbes… Si aquellos lo eran, pues su ingenuidad era evidente, los del presente son innominables… Puede ser que el tiempo los transformen en conservadores como lo son hoy los ex militantes guerrilleros que han ocupado en los últimos casi 30 años cargos directivos estatales – electivos o digitados- como de responsabilidad social mediática, insertos en el sistema que pretendían revertir en sus años mozos. Recordemos que el origen montonero de Cristina – contraria a la lucha armada- denostó a Perón en varias oportunidades: se dice que al solicitarle colaboración para un monumento al viejo líder, expreso que ella no pondría un peso (no sé si de su bolsillo o de su gobierno) o indicando que lo votó a través del FIP (frente de izquierda peronista) de Abelardo Ramos, un respetable y culto dirigente de izquierda, que uso una colectora con el viejo caudillo como presidente. Extremadamente lejos de un D’Elía y su partido MILES. Confirma lo aludido anteriormente por la expresidente relativo a los jóvenes del presente y su nivel…

En fin, tenemos cotidianamente que tragarnos el sapo de la grieta – lo de Larreta/Ferraresi en el transbordador del riachuelo fue el sumun de la idiotez humana nativa (infinitamente superior a The house of grieta)-  todavía hay que aguantar a sujetos que interpretan/defienden en nombre de la parte respectiva de la grieta, los paupérrimos sucesos que nos acontecen en la cotidianidad. Como aludía Perón: “por definición lo inexplicable no puede explicarse”. BASTA.

 

Gracias por su atención.

 

Francisco Alberto Scioscia                                                      

 Aportes e interrogantes ciudadanos, 067 inicio de octubre 2017                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

                                                                                                                                      Inicio