Hace veinte años la crónica resaltaba que era aplaudido unánimemente nuestro ministro de economía (un tal Martínez de Hoz) por unos cuatrocientos asistentes a una conferencia que dictaba en Suiza en un foro mundial de economistas. Aquellos eran empresarios que avalaban la exposición del ministro , el cual había aludido a que Argentina abriría  sus  fronteras a la importación ( de encendedores a...). El aplauso es un gesto generalmente colectivo, contagioso y tal uniformidad de respuesta obedecía a que los asistentes habían escuchado la más maravillosa música en sus oídos, perdón en sus bolsillos (la víscera más sensible). Eran épocas del renacer liberal. Thatcher prevalecía en escena y Reagan era favorito en EE.UU.
Cuando observo la "popularidad" en los medios económicos internacionales de Machinea, no puedo omitir recordar el suceso relatado. Más aun su sorprendente perfomance en menos de un año, en la cual sus presunciones operatorias han resultado casi nulas: impuestazo, riguroso ajuste del presupuesto para superar el déficit, incluyendo la baja de salarios del sector público, pero que aún así marcha por el camino "correcto" siendo considerado un hombre de gran "coraje" al hacer lo que hizo y hará: recorte de las jubilaciones futuras, supresión del régimen de reparto estatal, la desregulación de las obras sociales que solo Mandrake sabrá su fin ante tantas objeciones de las partes involucradas y como postre sorpresivo el incremento del transporte. Este nuevo ajuste nos salvará del fatídico default, gracias a una financiación especial del FMI - blindaje- que garantizará el pagos de vencimientos a sus patrones de nuestra parte en el 2001.  Vulgarmente hablando un salvavidas de plomo (tomar préstamos para pagar deudas). Como decía un economista con una visión realista: a mediados del 2001, tendremos que pensar como salvaremos el 2002 y sus vencimientos. Excepto que, blindaje de por medio, de una vez por todas se despegue hacia el crecimiento. Pensar que eso no sucederá sería un desastre inclusive para los acreedores ya que no cabría un blindaje 2 y un pésimo ejemplo regional. Vayamos pensando por las dudas en que se nos ajustara nuevamente (arancelamiento universidades públicas, impuestos en los servicios, siga Ud. no es muy difícil). Has cumplido muchacho, puedes irte, quedaras en la historia del FMI. No tuvo aplausos pero si tendrá bronce (no en Argentina). Será mejor que no recorra las rutas nativas. Su cara es fácilmente reconocible y algún piquetero - ya sin nada que perder- le agradecerá cruentamente su audacia en el ejercicio público. Sorprende aún más que se lo catalogue como un hombre que tiene una comprensión de lo político ¿ qué nos tocaría con un técnico? Gracias Alianza...

Quien no conozca mi visión de la economía global pensara que soy un anti-FMI, el culpable de todos nuestros males. Nada más alejado. Siempre razone que los poderosos y sus "formas" de manifestación orgánica como el FMI, tienen derecho a defender sus intereses, más aun sustentado no en la fuerza - la asimetría es evidente en tal aspecto- sino en posturas ideológicas liberales. Democracia y liberalismo son la moneda corriente a fines de este siglo, siendo sus postulados ineluctables/ineludibles correlativamente (en ese orden). El uso de la fuerza les esta vedado, dado que no es compatible con la democracia aunque sería más acorde a los intereses de las multinacionales que verían simplificados sus objetivos. Como acertadamente se alude: el pez por la boca muere. El imperio en su accionar bélico, tras su paso triunfal no solo dejaba sus tropas sino que habría paso a sus empresas - diluían con creces el gasto guerrero-, debiendo justificar moralmente tal accionar. No solo ante su pueblo - de los cuales reclutaban sus soldados, por cierto mortales-  sino el mundo para aplacar las voces contrarias a su voracidad imperialista, recurriendo a ser el adalid de la libertad. Poco importa que haya sido originalmente una justificación a los intereses empresariales yanquis, hoy, ya no pueden retrotraerse a ser los defensores "naturales" de toda "tiranía" - siempre a su "interpretación"- en cualquier rincón del planeta y por suerte les impiden que el FMI sea Fuerzas Mundiales Imponiéndose, o Bravo Marines. Aunque la guerra sea un negocio descomunal dado que implica fabricación y venta de armas - trabajo y dinero- no es bien visto por la opinión pública en general (nadie queda exento de los costos bélicos humanos), que casualmente forman el mercado y votan.

Los poderosos vislumbran con mayor claridad el futuro dada su mejor visión desde las alturas y calidad de información,  percibiendo que no se puede nadar contra la corriente. Luchar contra los ideales galos era inútil, así que más que combatir la democracia,  utilizar su sinergia en su favor (clientismo, corrupción, etc). Además cuentan con la manipulación de los medios de difusión, más de media batalla ganada y el control de los centros de estudios económicos, del mayor nivel mundial. Estos tienen una orientación hacia la consolidación de tales políticas neoliberales en todo el planeta, como si fueran una panacea insoslayable... para los intereses de las potencias occidentales.  Fuente inagotable de funcionarios del FMI o BM, o cualquier otro organismo de tal naturaleza, además que las sociedades y gobiernos periféricos mandan a sus delfines a estudiar o actualizarse, algunos brillantes otros simplemente obsecuentes. Resulta sorprendente como tal ideología se sustenta en argumentaciones racionales cuando deben desbaratar cualquier intento de sustituir al liberalismo, ya sea cualquier ismo fracasado en este siglo, lo cual transforma a sus postulados como inesquivables, no ineluctables. Hasta se pueden dar el lujo de aludir - y difícil rebatir por lo hipotético-  que muchos de sus fracasos en determinados países obedecen a que los gobiernos de turno, por temor al descontrol social y/o incompetencia, no aplican a rajatabla sus prescripciones. Siempre que escuchaba a los liberales y sus racionales argumentaciones, siendo un lego en economía, estimaba que los sustentos de su teoría también lo eran. Sorprendentemente los mismos son de carácter no racional:  "confianza", "mano invisible del mercado", "expectativas", "impredecible", factores más cercanos a lo Psicosocial - que no es precisamente su fuerte- que a las ciencias económicas. Un experto aludía en Praga - sede del foro económico mundial del 2000-  con la anuencia de todos los presentes, que los economistas somos nulos en la posibilidad de predecir el futuro y solo acertamos analizando el pasado (no previsto). Sumémosle el paradigma de A. Smith, relativo a que la sumatoria del interés individual de cada miembro de la sociedad hace al satisfactorio desarrollo social y la distorsionada aplicación de la teoría Darwiniana de  supervivencia del más apto ( ver Darwin reinterpretado), nos remiten a un pensamiento objetable/reversible. No me quepa la menor duda que a mediados de este nuevo siglo, no podrán creer lo primitivo que éramos al sustentar nuestras políticas en postulados tan débiles, dejando en manos de tan limitados hombres - su propia formación lo es- el destino humano (espero equivocarme sobre el lapso), que obvia e indiscutiblemente supera una visión economicista... y esto no es culpa de ellos exclusivamente (hacen lo que les dejan).

En fin mucho más que "luchar" contra el FMI/BM, deberíamos generar alternativas inteligentes recurriendo a estudios multidisciplinarios que quiten sustento a tales ideologías, que aunados con los intereses locales (ideológicamente, vía funcionarios y representantes económicos) pueden hacer un desastre como el nativo. No olvidemos que los poderosos no van contra la corriente, pero ellos no deciden la dirección de la misma que seguirá irreversiblemente vinculado hacia la evolución humana y alejados de los intereses corporativos actuales. En definitiva, conciliar la racionalidad en el uso de los recursos disponibles/factibles, rescatando todo lo viable del liberalismo, con la naturaleza humana proclive a la Solidaridad, como negocio de cobertura mutua -malos y buenos-  y la Idoneidad como garantía de racionalidad. 

Como lo son la Igualdad y la Libertad, aquellos principios resultan compatibles con la seguridad de la especie humana y su devenir. Reitero, ver Darwin reinterpretado. Complementar con  Teresa, sor o malvada, Manifestación ideológica del autor , Negocios Sociales.

 

                                                (Solidaria e Idónea),www.redsoleido.com.ar . Aportes e interrogantes ciudadanos-  006 del  07/12/2000  -  Francisco Alberto Scioscia    letter.gif (161 bytes)